LA CÁBALA PRESENTACIÓN GENERAL

LA CÁBALA PRESENTACIÓN GENERAL

Por Adama

La Cábala, término procedente del hebreo qabbalah significando recepción, transmisión. La Cábala es un campo maravilloso, fuente de Creación absoluta para que la práctica, contacto con otro mundo, el del Divino, para que la vida al diario. En el Libro de Abramelin el Mago obra de referencia en la magia occidental, he aquí quien se dice de esta disciplina mística: - La Cábala que es mucho más noble y mayor que la Magia Consagrada. Por la Cábala, se puede llegar a la Magia Consagrada, pero por ésta no se puede llegar a la Cábala. Esto nos demuestra la importancia de la Cábala, que está sobre la Magia Consagrada, ya que último no es en realidad más que la muchacha ilegítima de la Cábala este, ilegítima, ya que la Magia occidental no es otra cosa que una desviación del cabalisme. Es probable que visto uno ángulo racional, la Cábala sea lo que nosotros permanece de una tradición primordial, un resto auténtico, que sólo, algunos iniciados conocen verdaderamente, desde una cadena ininterrumpida, desde Moïse, y quizá incluso más allá de Moïse. Los Centros donde se es juicioso estudiar este Arte, no son más que estafas para personas en mal de ésotérisme, la Cábala es iniciática, no pueden aprender le dónde vivida en grupo. Solos algunos, son dignos recibir la transmisión, y sobre la Tierra, los Amos son a lo sumo un pequeño punado, todo el resto, so'lo es superchería. La condición esencial para penetrar en la huerta del conocimiento místico, nombre poético de la Cábala, es la ser pura, como se dice: "a que causó la muerte de un hombre, el secreto del jardín de vida es cerrado irremediablemente". Se trata de una muerte física o espiritual, se acuerdan que la tradición judía define del médisance a un asesinato. Pues el Aprendiz cabaliste se guardará de mé y de cometer un asesinato, cualquiera que sea, desde el ser humano al animal, el más insignificante o sea, ya que toda vida es Creación del Eterno, y merece el respeto. ¿Estas condiciones extremadamente rigurosas, explican la escasez de los Amos y alumnos, ya que que puede hoy día reconocer nunca no haber privado de la vida a un ser, que haya mosquita o pájaro? Sin embargo, es aún posible interesarse por la Cábala bajo un ángulo histórico y de la historia del pensamiento místico, sin tener la pretensión de volver un auténtico cabaliste. Hay otra condición importante, para practicar la Cábala, el de ser estrictamente vegetariano, donde el ser humano encuentra el estado del hombre paradisíaco, como se dice en Génesis 1, versículo 29: - Y Dios dicho: He aquí les di toda hierba que llevaba semilla, que está a la superficie de toda la tierra, y todo árbol que tiene en sí fruta de árbol que lleva semilla; será su comida. La Biblia queda clara acerca de la comida, se hace la hierba para eso, pero no los animales, que son los camaradas a la superficie terrestre del hombre. Finalmente el estudio de la Cábala quizá peligrosa, como nos lo recuerda, este episodio del Talmud: "Fueron cuatro a entrar en la huerta:" Ben ' Azai, Ben Zoma, Aher et rabbi ' Aquiba... Ben ' Azaï observó y se murió... ' Ben Zoma observó y perdió la razón... Aher cortó jóvenes crecimientos (es decir se volvió herético). Sólo, rabbi ' Aquiba entró y resultó en paz." Este texto es una advertencia, no se entra en la huerta del conocimiento místico, con un espíritu ligero o interesado, si no aparca puede llegar al imprudente aventurero. La Cábala, es el Tora oral revelado a Moïse sobre el Monte Sinaí, para los exegetas, la Cábala esto es la teología sinaïtique opuesta a la teología sionique de Jerusalén, es la primer Fe de Israel de antes de la evolución del período real, para convertirse en el Judaísmo moderno. La Cábala podría ser simbolizada por la Escalera de Jacob, capaz de adjuntar la tierra al cielo y de realizar la unidad del Universo. Rabbi Siméon bar Yohaï, nos enseña que vivimos sobre la corteza de la realidad, y jabones apenas alcanzar el corazón. Ya que el secreto está en el centro del aparente y el conocido so'lo es el aspecto aparente del desconocido. Ningún hecho en el mundo se aísla de su contexto universal. Nada aqui'bajo tiene final en sí mismo. La Cábala permite penetrar la gasolina de las cosas, ir más allá del real. El primer concepto que debe retenerse, es la estructura del Universo según la Cábala, que está constituido por 4 mundos que comunican los suyos

I - los cuatro mundos: MACROCOSME MICROCOSMOS ATZILUTH - el mundo de la naturaleza divina - el espíritu (Abstracción) - el reino de los arquetipos a - el inconsciente superior seno del espíritu divino - Los aspectos revelados del divinidad BRIAH - el nivel de la actividad de creación - la conciencia racional (Creación) - las manifestaciones del poder divino: los "arcángeles" YETZIRAH - el mundo del astral - el inconsciente inferior (Formación) - las energías astrales: los "coros angélicas". ASSIAH - el universo físico - el organismo físico. Nota: Los aspectos macrocosmiques y microcósmicos de cada uno de los cuatro mundos no pueden considerarse aisladamente; se les conecta y responde en una estricta "correspondencia". El hombre está a la imagen del Universo y Dios. 3 II - Enseñanza de la Cábala?: La Cábala es una doctrina de la unidad. La realidad es un conjunto en el cual visible y el invisible, el material y el espiritual entrepénètrent, se unen. Esta interpenetración dinámica es la señal que la realidad es viva. Su vida a su origen en la "Vida de la vida"; se deriva de la "Causa de las causas"; extrae su fuerza de la "Raíz de las raíces", que alimenta todo el árbol de vida. La "Vida de la vida", la "Causa de las causas", la "Raíz de las raíces", es el Creador. Es el Amo, el Ordenador de Su creación, de la vida. Es imperceptible, pero sigue siendo intrínsecamente presente en todo lo que vive. Entre sus criaturas, Dios colocó un ser, el hombre, que, en sí mismo, no está más que todos los demás seres que creó: como éstos, es "nada" con relación él; so'lo es "polvo e incinera", como Abraham lo dijo de sí mismo, en frente de su "Creador quien conoció", de su "Dios, quien hizo conocer". Sin embargo, al hombre Dios hace la gracia de poder convertirse en profundamente consciente de Su presencia que vivifica, y de pensarlo, sin por ello agarrarlo. Le concedió la facultad de comprenderle, conscientemente, a través de Sus actos, con el fin de servirlo conscientemente por sus propias acciones. Invertido de una u'nica misión por el que es uno, el Único, el hombre pretende abarcar por su espíritu esta totalidad del real, a la vez espiritual y material; a descubrir Su Presencia, a percibir Sus manifestaciones. Es en el Tora y en el mundo que Su Presencia y Sus manifestaciones son las lo más claramente posible perceptibles. El Tora (la "Enseñanza" divina concentrada en la Biblia hebraica) expresa la "intención" que el Creador tenía creando el mundo; y el mundo representa Su obra. El hombre busca el Absoluto. No obstante, no puede comprenderlo en su Ayin, en su "no", en Su Ein-Sof, en Su "Infinito". Se opone el "no" a toda tentativa de delimitarlo; es "Indefinible". Los términos mismos Ayin y Ein-Sof, son inadecuados para designarlo. "es imposible definir por un nombre, por una palabra, lo que no entendemos", precisa la Cábala. Es "él" sin Nombre. Pero a partir de las "primer obras", Ma' assei Bereichit, que realizó como Creador del mundo; a partir de las "obras del carro", Ma' assei Merkava, que transporta en el mundo del cual es el Amo, se revela Nombres, Sus Nombres, que so'lo hacen uno con él. Tiene "crea el mundo" y "lo gratificó del Tora", "para hacer del bien a Sus criaturas". Para que la criatura elegida para para ser Su interlocutora, el hombre, pueda ir dirigida él, Dios le permite llamarlo por los Nombres que él "revela", por Sus Nombres, a través de los cuales "se hace conocer". Al realizar el Ma' assei Bereichit y el Ma' assei Merkava, Dios pensaba muy especialmente en el hombre. Por el Ma' assei Bereichit, colocó al hombre a la cabeza del mundo, para que tome cuidado, le revela Su Presencia en y se lo prorrogue él, el Origen. Por el Ma' assei Merkava, ofrece al hombre trabajar con él a desplegar la Historia en el tiempo, a conectarla a la - historia méta, a insertarlo en la eternidad. Dios el ofrece pues al hombre una doble vía para acercarlo, la del Ma' assei Bereichit y del Ma' assei Merkava. Si el hombre utiliza esta doble vía, podrá "servirlo", es decir, "trabajar" a revelarlo en este mundo. ¿Pero Dios a -t-Il necesidad del "servicio", del "trabajo", del homenaje del hombre? En efecto, "si ti actuados bien, que él repartos -tu?" Con todo Dios concede al hombre el privilegio de servirlo, ya que él mismo es lo sirviendo que se volverá capaz de pensarlo y de pensarse en la Su luz; actuar para Su gloria y juzgar sus propios actos a Su luz; actuar para Su gloria y juzgar sus propios actos a Su luz. Dios podrá así honrar al hombre y colmarlo de Sus beneficios, no como "limosna", sino como recompensa merecida por su dolor. Es desde este punto de vista que la Cábala interpreta el versículo del Libro de Isaïe, en el cual el profeta nos transmite estas palabras de Dios: "todos los los que se llaman de Mi Nombre, que creé para Mi gloria, que formé y quien hice..." La iniciativa de la revelación, por lo tanto de la gracia, vino de Dios: el Creador, el Amo se revela a través del mundo; el Legislador, el Rey se revela a través del Tora. Entre el mundo y el Tora existe una correlación; el mundo debe concretar, "en sus hechos", lo que el Tora, el Plan de su creación, él prescribe. La primera revelación tuvo lugar "al principio" de la existencia del mundo; "se renueva" "todos los días" a los ojos del hombre. La segunda revelación tuvo lugar fuera de la "promulgación del Tora", contenido en el Decálogo, sobre el monte Sinaí, en un desierto no perteneciendo a ningún pueblo; se hizo para el Hombre, por medio de Israel; el "eco" de esta revelación se hace oír "cada día, del monte Horéb", del monte Sinaí. Ma' assei Bereichit y Ma' assei Merkava, "primer obras" y "obras del carro", son los dos ejes de la mística judía, de la Cábala. Todo el pensamiento místico judío gira en torno ellos; se despliega a partir del Génesis (contenant les Ma' assei Bereichit), luego en las Libras de los profetas Isaïe y Ezéchiel (contenant les Ma' assei Merkava), se prolonga en el Talmud (en particular, en el Tratado Haguiga), y se continúa en la Cábala hasta nuestros días. Estos dos fundamentos de la mística judía se inscriben en el Tora. Es pues el Tora, en el sentido global del término, que los Sabios profundizarán en. Las místicas se esforzarán en penetrar hasta su "interioridad" y de descubrir la gasolina de las cosas. III - Vocabulario de la Cábala: La Cábala emplea un vocabulario, que es importante conocer, con el fin de entender bien los conceptos que propone. He aquí una primer elección de esta terminología, para los principiantes: Chekhina: en el litt.rabbinique, désignaton de la presencia de Dios, de su vivienda. En la cábala, generalmente designación del décimo sefira, el Malkhrout. Malkhrout: Derechos, Reino. Décimo y último sefira. Se le ligan muy numerosos símbolos. Sefira: originalmente, significa número. En la cábala théosophique, designa cada una de las diez emanaciones es del En-Sof o Keter. Por orden descendente, los sefirot (plural de Sefira) se llaman: Keter (Couronne)1, Hokhmah (Sagesse)2, Binah (Intelligence)3, Hessed(Miséricorde)4, Guevourah(Rigueur)5, Tiphereth (Beauté)6, Netsah (Victoire)7, Hod (Splendeur)8, Yessod (Fondation)9, Malkhout(Royaume)10. Según las escuelas de la cábala, son o la esencia del divinidad, o solamente sus instrumentos de acción, o los dos a la vez. Pleroma: totalidad del mundo divino constituido de las diez emanaciones (los sefirot). Emanación: mundo del atsilout, designa el pleroma divino en su conjunto, consitué del diez sefirot. Comercialización de los épanchements ontiques, procediendo del En-Sof o de una sefira. Epanchement: En hebreo antiguo - chéfa' -, es la abundancia. En la cábala, designa el influjo existentiateur emanando en Sof, de los sefirot, o de un grado cualquiera de la cadena de serlo. En Sof: Infinito; el Originateur o el Emanateur. Designa la fuente superabundante e ilimitado de ahí toda realidad procede, del pleroma de los sefirot hasta lo más humilde de las criaturas. Métatron: en la literatura antigua, uno de los nombres del Ángel de la Cara, primer arcángel en la jerarquía celestial, que fue el patriarca antediluviano Hénoch, transportado al cielo y transformado. En la cábala, conserva este lugar pero se define a veces con el décimo sefira (el Malkhout) o con su manifestación. Sandalphon: en el litt. antiguo, arcángel que transporta los rezos y la trenza en coronas sobre la cabeza de Dios. A menudo definido a Métatron. Merkavah: la imagen de Dios que coincide, o los querubines (Ps.18,11), o las nubes del cielo (Deut.33,26; Ps.68,5), así como la del tanque de guerra de Dios (Hab. 3,8: Is.66,15) son imágenes bíblicas frecuentes así como la Arca de la alianza con los querubines se llama a su vez merkavah (1 Chron. 28,18). Ya en la época de Ben Sira, la visión del tanque divino de Ezéchiel se consideró como la revelación de un profundo misterio (Véase Eclesiástico 49,8, texto hebreo): "Ezéchiel vive visiones y reveló los distintos aspectos del tanque." Es esta interpretación mística que fue retenida por el conjunto de la tradición rabínica antigua, luego desarrollada considerablemente en la literatura esotérica.


02/06/2006
0 Poster un commentaire

A découvrir aussi


Inscrivez-vous au blog

Soyez prévenu par email des prochaines mises à jour

Rejoignez les 238 autres membres